Lo que le falta a tu entrenamiento aunque solo corras por salud

Un motivo frecuente por el que uno empieza a correr es por cuidar su peso y su salud, incluso por liberar estrés. Es cierto que correr puede darte todo esto. Además tienes flexibilidad de horarios y es fácil practicarlo, de inicio. Porque luego llega un momento en que dejas de ver mejoras, te desmotivas e incluso sientes cierta frustración. ¿Cuál es el siguiente paso que deberías dar una vez llega ese punto?

entrenamiento correr salud

Los beneficios de correr se extienden más allá del propio control del peso y mejora física. Mentalmente también tiene cosas positivas como la liberación de estrés, control de ansiedad o ralentizar el deterioro cognitivo.

Quizá empezaste a correr por una cuestión de salud. Pero si has conseguido quedarte enganchado, seguro que lo has hecho por algo más.

 

Lo que hace que te mantengas corriendo a lo largo del tiempo

 
Puede ser que cuando empezaras a correr, hacer 5 o 10 minutos seguidos te pareciera un mundo. Quizá empezaste combinando correr con caminar o pudiste ser capaz ya de hacer 30 minutos. Depende del punto de partida de cada uno.

Empezaras desde donde empezaras, es probable que tras unos días de intentarlo, acabases dando un poquito más.

Si lo recuerdas, seguro que te alegrabas mucho cuando ibas viendo tus pequeñas progresiones. Cada vez aguantar un poco más de tiempo corriendo o hacer algún kilómetro más.

Probablemente el ritmo no te preocupaba mucho. Y es perfecto. Estabas centrado en el incremento de distancia.

Ahora piensa que llega un momento en que tú tienes establecido que puedes entrenar máximo una hora o un número determinado de veces a la semana. Te encuentras que con el tiempo máximo que puedes dedicar a entrenar, ya has agotado la máxima distancia que podías hacer con esa disponibilidad.

Te quedaría apostar por incrementar el ritmo para recorrer algo más.

Porque, en el fondo, ¿qué es lo que estás buscando?

Demostrarte que puedes seguir progresando. Que eres capaz de dar más.

Y esto es lo relevante.

En el momento en que no sabes cómo tienes que seguir progresando porque ya has agotado los recursos iniciales, empiezas a no sentirte tan bien. Llega entonces cierta sensación de frustración, desmotivación, aburrimiento y cada vez menos ganas de salir a entrenar.

Estás en el punto crítico en que puedes ir perdiendo parte de lo ganado porque la apatía acabe haciéndote dejar de entrenar o entrenar menos.

Júntalo además con que al principio te habrá sido más fácil ver que perdías peso. Viendo esos resultados también te habrás sentido con más ganas de cuidar tu dieta. Pero cuando dejas de ver estos cambios, todo el proceso se pone en riesgo.

Si no ves resultados que funcionen como estímulo de tu motivación, es fácil que dejes de persistir en tu entrenamiento. Y en tu dieta.

Si tu peso ya no ves que baje más y tampoco puedes recorrer más distancia ni eres capaz de mejorar tu ritmo, empiezas a sentir que el esfuerzo que haces ya deja de merecer la pena.

Así que, llega el momento de encontrar qué es eso que deberías cambiar para seguir obteniendo resultados y no abandonar ni tu entrenamiento ni tu progresión.

 

Pasar al siguiente nivel

 
Ya has hecho lo que podías o lo que sabías para alcanzar ciertos resultados. Sin embargo, pueden no ser estos suficientes o simplemente querer seguir disfrutando del buen sabor que deja la superación personal.

Toca cambiar de enfoque.

Estás en el punto en que podrías plantearte enfrentar alguna competición.

No se busca el objetivo de sacar el espíritu competitivo que puedas llevar dentro. O igual en cierto modo sí. Pero contigo mismo.

Al final, la competición, va a construir tu siguiente reto a superar. Y eso tirará de ti.

Antes buscabas perder x peso o sentirte mejor físicamente, y ese era tu objetivo. Una vez que eso ya lo tienes, podrás seguir disfrutando de correr con alegría si hay otro motivo que te impulse a hacerlo.

Si te has conseguido mantener regular entrenando es porque has visto mejoras y sobre todo, te has ido demostrando de lo que eras capaz. ¿Por qué no dar un paso más allá?

Pero ojo con lo que estás pensando.

Igual empiezan a aparecer por tu cabeza pensamientos como que realmente tú no tienes tiempo para preparar carreras. O que no tienes necesidad de competir ni demostrar nada en público. O que igual eso es demasiado exigente para ti y es un riesgo.

Pues cosas así, suenan más a excusas por miedo a no llega a alcanzar el objetivo que te pudieras plantear que a realidades. No estaría de más darle una vuelta a esos pensamientos…

El objetivo será el que se adapte a tu nivel. Algo que te exija esforzarte pero que sea alcanzable, que no fácil, porque sino no es retador. Y se adaptará también a tu disponibilidad de tiempo y dedicación al entrenamiento.

No hay unas reglas establecidas para construir tu próximo reto, solo tu voluntad de querer hacerlo.

Eso te devolverá a una actividad de flujo (como las llama Mihaly Csikszentmihalyi en su libro “Fluir”). Son esas actividades desafiantes que te atrapan tanto que pasa el tiempo sin que te des cuenta, que te cuesta dejar de hacer, que absorben tu atención y concentración.

Cuando completas una actividad así (que no tienes por qué haber disfrutado en el propio momento de la realización porque quizá suponían un esfuerzo), sientes que interiormente has crecido. Se produce una cierta satisfacción y transformación interior.

Y correr es una actividad de flujo.

Igual que lo es competir. Pero no por la competición en sí misma, sino por el desafío personal y la transformación que implica.

“La competición sólo es agradable cuando es un medio para perfeccionar las propias habilidades, cuando llega a ser un fin en sí misma, deja de ser divertida.” Mihaly Csikszentmihalyi

 

Algo de esto te tocará hacer

 
Si te quedas en el punto de no hacer cambios ni en el enfoque de tu entrenamiento ni en la manera de entrenar, el riesgo de abandono y desmotivación es mayor. Es percibir ese crecimiento interno lo que te hace sentir satisfacción, paz y felicidad.

Y lo que pierdes en momentos de estancamiento.

Si has dejado de ver resultados, puedes optar por el desafío de la competición.

O también por cambiar tu manera de entrenar aunque no quieras competir.

Para no aburrirte ni permitir que el cuerpo deje de ver una progresión, es necesario que apliques estímulos nuevos, que introduzcas variedad.

Si hasta ahora entrenabas solo con rodajes a ritmo constante, piensa en los cambios de ritmo y el fartlek. De hecho hay estudios que demuestran que un entrenamiento de cambio de ritmos ayuda a perder más peso que el entrenamiento a ritmo constante.

Hacer lo mismo funciona hasta cierto punto, pero no para siempre. Luego para seguir creciendo (ya sea corriendo o en la vida) son necesarios cambios.

Cuando ya has alcanzado un nivel, toca saltar al siguiente.

Puede ser que no sepas cómo tiene que cambiar tu entrenamiento para pasar al siguiente nivel. Quizá dudas de si tu entrenamiento se queda escaso o te estás pasando. O simplemente desconozcas las posibilidades que tienes.

Es ahí cuando un profesional puede entrar a ayudarte a seguir avanzando. Seamos nosotros o alguien de tu confianza.

Subir el siguiente nivel puedes conseguir hacerlo si recibes la ayuda correcta.

Una opción es nuestro sistema de entrenamiento personalizado online. Pero tu puedes tener otras. Lo que parece más inevitable es que algún cambio tengas que hacer para no perder esa actividad de flujo y mantener la línea de superación y progresión.
 

2 thoughts on “Lo que le falta a tu entrenamiento aunque solo corras por salud

  1. Miguel angel pavon silva dice

    Y para los que solo hacemos velocidad hay algún entrenamiento específico yo de joven si hacia todas las distancias actualmente solo velocidad y 400 me cuesta y en 200 también el 100 pero me siento me dado y no los hago igual que lo hacia antes los 100 y eso sele añade los quilos que tengo ahora por desgracia

    • Bikilo Running dice

      Hola Miguel Ángel

      Si lo que quieres es trabajar la velocidad, necesitas un plan específico para velocidad. No es lo mismo entrenar una maratón o distancia de fondo que otras más cortas.

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.