¿Debería repetirse un entrenamiento de calidad que no ha salido bien?

Hay días que uno se enfrenta a un entrenamiento de calidad y por muy motivado que esté y bien que se sienta, no puede con él. Bien no consigue completarlo, no llega a alcanzar los ritmos buscados o se ve forzado a alargar las recuperaciones. ¿Qué puede significar esto? ¿Deberías otro día intentar repetir ese entrenamiento?

repetir entrenamiento de calidad

Los entrenamientos de calidad son los que nos ayudan a marcar un punto de diferencia en nuestro rendimiento. Esto no quita que igualmente necesitemos un entrenamiento base complementario y no podamos vivir sólo de entrenamientos de calidad. Pero sí que puede pesar más a nuestra conciencia y a nuestra mejora prescindir o no realizar entrenamientos de calidad que estaban previstos. Leer más

Cuando haces mejores entrenamientos que tu rendimiento en carrera

¿Te pasa que te ves haciendo entrenamientos mejor que el rendimiento en carrera que luego obtienes? Por ejemplo que llegue un día en que hagas una carrera y te salga con peor resultado que entrenamientos que en otro momento hiciste para una distancia equivalente. Hay corredores que se ven en circunstancias así, donde su rendimiento en carrera empeora frente a lo que han hecho entrenando. ¿Qué se puede hacer para superar esta barrera? ¿Significa esto que se está cometiendo algún error de entrenamiento?

bajo rendimiento en carrera

Puedes notar que te pase algo así si te encuentras preparando una maratón, haces como test una media y ves que los resultados de ésta son peores que algunos rodajes de distancias similares. O ver como tus tiempos en entrenamientos de series o de calidad apunten a ciertos ritmos y en competición te quedes lejos de ellos.

Igual se da el caso de que vives ese peor rendimiento en carrera en una ocasión puntual y entonces no es muy preocupante. Será que ese día no han acompañado las circunstancias o puede haberse producido algún error de entrenamiento durante ese ciclo. Pero lo preocupante es que sea algo reiterativo carrera tras carrera.

Se supone que nuestro entrenamiento tiene que llevarnos a sacar lo mejor de nosotros el día de la carrera. Ese día nuestro esfuerzo y rendimiento debería superar al de cualquiera de nuestros entrenamientos y mostrarnos de lo que realmente somos capaces. Sin embargo, si esto no pasa así, conviene pararse a analizar la situación. Leer más