Competir evitando el ciclo específico, ¿es una alternativa posible?

Antes de una competición siempre hablamos de un periodo de entrenamiento llamado ciclo específico. Fuera de este ciclo o periodo, hay otro entrenamiento menos exigente. Pero si un entrenamiento de exigencia media se extendiera durante más tiempo que la duración propia del ciclo específico, ¿sería suficiente para llegar bien a la competición? ¿Podría compensar ese incremento de tiempo una exigencia de entrenamiento algo menor?

ciclo especifico correr

La estructura que se aplica a la hora de organizar tus ciclos de entrenamiento en una temporada, pasa por periodos o ciclos de menos carga y otros que concentran mayor carga. Estos últimos son los ciclos específicos.

La combinación de ambos tipos de ciclos definen la temporada organizada en base a unos objetivos. Y con ellos también unos picos de forma. Leer más

Pulsaciones disparadas al correr con calor, ¿qué está pasando?

Si eres de los que entrena mirando las pulsaciones, quizá ya te hayas sorprendido alguna vez viendo las cifras al correr con calor. Las pulsaciones son un indicador de cierta utilidad, pero también tienen sus riesgos o limitaciones. ¿Qué pasa con ellas cuando corres con calor? ¿Cómo deberías leerlas y reaccionar entonces?

correr con calor

Entrenar con alrededor de 30º no es lo mismo que hacerlo con 10º. Lo habrás notado.

Cuanto mayor sea la temperatura (llegadas ciertas cifras), más dificultades experimentarás. Leer más

¿Te limita tu edad para correr o son errores de entrenamiento?

Si cuando eras más joven ya eras corredor pero después de un parón largo quieres retomar este deporte, quizá te encuentras confundido con tus referencias de entrenamiento. Han pasado los años y tienes que adaptar tu entrenamiento a la edad. Pese a todo, ves que la evolución no es la esperada. O te lesionas. ¿Será que ya no tienes edad para correr o te estás equivocando en la adaptación del entrenamiento?

edad correr

Lógicamente el paso de los años no es en balde. Nuestro cuerpo va perdiendo facultades, entre ellas velocidad. Y también las recuperaciones de los entrenamientos se hacen más difíciles.

Todo esto afectará a nuestro entrenamiento y supondrá hacer adaptaciones. Leer más

Volver a competir (confundido por la ilusión)

Llevas meses sin carreras. Por fin empiezas a ver que se abren oportunidades de competición y te lanzas como loco a agendar carreras. ¿Estarás tan preparado para competir como ganas tienes de ello? ¿Qué deberías tener en cuenta a la hora de enfrentar esas carreras?

volver a competir

Quizá has conseguido mantenerte bien entrenando durante 8, 10 o 12 meses incluso sin competiciones. Puedes haber controlado tu peso y sentirte bien físicamente.

Te sientes en buen estado de forma y a esto le sumas la oportunidad de competir.

En una situación así, igual te vienes arriba y quieres competir cada mes. O cada dos semanas. O cada semana.

Al fin y al cabo, competir más de lo que hubieras hecho en una temporada normal produciéndose un poco un efecto rebote. De no competir a querer lanzarte a por todo lo que pilles. Leer más

Cómo reaccionar ante una lesión al correr

Aunque desearías no caer nunca en una lesión al correr, a veces pasa. Esto supone un contratiempo a diferentes niveles, no solo en lo que respecta a tu forma física. Pero lo peor es que nosotros mismos, tendemos a complicarlo más por no dar los pasos correctos desde las primeras molestias.

lesion al correr

Lesionarse suele suponer dejar de correr. Como corredor, seguro que esto no te gusta.

Es cierto que dependiendo del tipo de lesión puedes encontrar otros ejercicios o actividades alternativas. Pero quizá te veas obligado a cambiar la planificación de la temporada o redefinir tu objetivo.

Aunque de una lesión corta, puedes sacar incluso algún beneficio. Pero con las más largas, ya la historia cambia. Y más aún si se convierten en regulares o con alta frecuencia. Leer más

¿Cuántos días correr a la semana (según tu nivel)?

¿Estarás haciendo suficientes entrenamientos o no? Alguna vez puede haberte surgido la duda de cuántos días correr a la semana y posiblemente habrás buscado referencias. Pero que entrenes más o menos depende de muchas cosas, y no es solo de tu nivel.

cuantos dias correr

Es normal que te cuestiones cuánto deberías entrenar.

Por una parte no querrás quedarte corto y que lo que hagas sirva para poco o nada. Puesto que estarás buscando una cierta mejora física e ir viendo alguna progresión. Entonces siempre surge la duda de cómo calibrar el entrenamiento para llegar a ciertos resultados.

Y sí, se pueden dar ciertas referencias, pero serán solo eso, referencias.

Al final, cada uno parte de un punto diferente. Tendrá un determinado nivel de forma, unas ciertas circunstancias de vida y una mayor o menor ambición. Diferentes factores que influirán en definir cuántos días deberías correr. Leer más

Lo que le falta a tu entrenamiento aunque solo corras por salud

Un motivo frecuente por el que uno empieza a correr es por cuidar su peso y su salud, incluso por liberar estrés. Es cierto que correr puede darte todo esto. Además tienes flexibilidad de horarios y es fácil practicarlo, de inicio. Porque luego llega un momento en que dejas de ver mejoras, te desmotivas e incluso sientes cierta frustración. ¿Cuál es el siguiente paso que deberías dar una vez llega ese punto?

entrenamiento correr salud

Los beneficios de correr se extienden más allá del propio control del peso y mejora física. Mentalmente también tiene cosas positivas como la liberación de estrés, control de ansiedad o ralentizar el deterioro cognitivo.

Quizá empezaste a correr por una cuestión de salud. Pero si has conseguido quedarte enganchado, seguro que lo has hecho por algo más. Leer más

Talonear o no, ¿qué tiene que ver con el ritmo?

Eso de dar la zancada al correr y talonear, caer de talón, parece que esté mal visto (o quizá lo estaba). Habrás oído hablar sobre el tema y tal vez incluso te preocupe tratar de evitarlo. Pero, ¿dónde está el verdadero problema de talonear? ¿Es algo que desaparece según mejoras como corredor? ¿Qué puede ayudarte a evitarlo?

talonear al correr

Una de las preocupaciones que te puede haber surgido como corredor, sobre todo al poco tiempo de empezar a correr, es si estabas pisando bien. Porque parece que eso de caer en la zancada con el talón (o talonear) no es la mejor opción.

O quizá no lo era. O depende de cómo caiga el talón.

Si algo hemos visto en estos dos o tres últimos años, es que el calzado minimalista que en cierto modo iba dirigido a forzarte más a no caer de talón, se ha visto desplazado por zapatillas con mucho espesor de suela (y amortiguación) en el talón. Muchas de ellas usadas por la élite (que precisamente no son novatos que hagan mal su zancada) e incluso prohibidas en ciertas competiciones por considerarse dopping tecnológico.

¿Quiere esto decir que ahora lo bueno es talonear? Leer más

Lo que sí está permitido en un día de descanso

Al corredor le gusta correr. Por eso puede que los días de descanso no los lleves muy bien. Pero por contraintuitivo que parezca, el descanso es necesario. Ahora bien, no tenemos por qué pensar en estar tumbados en el sofá. Hay un determinado tipo de ejercicios y actividades que no deberían perjudicarte en este tipo de días. ¿Qué criterios tendrían que cumplir estos ejercicios? ¿De qué ejercicios hablamos?

actividad día descanso

El descanso se conoce como el entrenamiento invisible.

Suena raro pero tiene su porqué.

No querrás pagar las consecuencias que te puede pasar no descansar. Y aunque no estés haciendo un entrenamiento propiamente dicho, sí que los días de descanso deben considerarse y programarse igual en la planificación. Pero el descanso, permite ciertos márgenes. Leer más

Entrenar sin objetivo: lo que hace que acabes fallando.

Entrenar sin tener un objetivo definido es algo que puede pasar. Quizá no hay competiciones a la vista o tus circunstancias personales no te permiten comprometerte con un objetivo. Pero tú, quieres seguir entrenando y tratas de ir haciéndolo. Sin embargo, no suele ser tan fácil conseguirlo.

entrenar sin objetivo

Normalmente cuando uno entrena enfocado en una competición tiene más claro qué entrenamiento hacer. Al menos, al tener definido un objetivo, sabe qué distancia enfrentará y tiene una idea del ritmo. Con estos parámetros ya podemos organizar unas cuantas cosas.

Lo malo es entrenar a ciegas, sin referencias. Leer más