Superar el estancamiento: el error de la semana de entrenamiento ideal

Tienes tu esquema semanal de entrenamiento definido, entrenas casi cada día y aún así, después de unos meses de esta rutina, te sientes frustrado. Los avances no son los que esperabas. Ves que otra gente a tu alrededor está llegando a tener mejores resultados que tú. ¿Qué está pasando? ¿Qué hacen ellos que tú no sabes?

semana de entrenamiento

A una situación similar podrías haber llegado después de unos meses de entrenamiento tras haber empezado a correr. Es el punto en que solo rodar ya no te basta, buscas mejorar de otra manera y llevas un tiempo leyendo revistas y blogs que te den pautas de entrenamiento y aclaren tus dudas.

Sin embargo, pese a todo tu empeño, ves que los resultados no llegan. Leer más

Entrenamiento de cuestas: errores que es mejor evitar

El entrenamiento de cuestas es uno de esos entrenos imprescindibles con los que deberías contar en tu plan de entrenamiento. No es una cosa solo necesaria para corredores de montaña, también lo necesita un corredor de asfalto. Pero claro, siempre que no cometas errores al ejecutarlo y le puedas sacar suficiente provecho.

entrenamiento cuestas

Puedes pensar que el entrenamiento de cuestas te ayudará a superar cuestas en carreras. Y sí, para eso sirve, pero es algo más que eso.

Es un entrenamiento de los englobados dentro de los llamados entrenamientos de fuerza. Leer más

Lesiones al correr: cómo afecta la variable de la competición

¿Con qué frecuencia aparecían las lesiones al correr durante una temporada normal? ¿Y con qué frecuencia te has lesionado en los últimos meses sin competiciones? Es muy probable que prácticamente no hayas sufrido lesiones o hayan sido meras molestias. No es casualidad.

lesiones al correr

Partimos de la base de que estás entrenando con cierta regularidad. Lo cual te sigue exponiendo a la posibilidad de lesión.

Sin embargo, lo que cambia es que no estarás entrenando con la intensidad y exigencia propias de un ciclo específico de entrenamiento o de preparación para competir. Pero sí deberías estar combinando suficiente variedad de tipos de entrenamientos.

También cambiará que no estarás percibiendo una mejora tan rápida de tu rendimiento. Aunque sí deberías estar percibiendo cierta mejora y un avance progresivo, será una gran ayuda para tu motivación. Leer más

Cómo conocer si tu entrenamiento te está haciendo progresar

Entrenar va asociado a la búsqueda de una superación o mejora. Cuando compites y mejoras tu anterior marca, tienes unos datos bastante objetivos para reconocer si ha habido mejora. Sin embargo, si entrenas sin competir, ¿qué puede ayudarte a valorar tu mejora? ¿Qué datos deberías estar midiendo? ¿Qué pasa si decides no medir nada?

conocer progresion entrenamiento

Seguir unas pautas y rutina de entrenamiento, incluso por mucho que te lo plantees solo como mantenerte en forma, persigue unos resultados a medio plazo. Puede tratarse de bajar de peso, de verte con más músculo, de sentirte con más salud y energía… O de afrontar una competición.

De una manera u otra acabas buscando o percibiendo señales que te indiquen que estás avanzando hacia tu objetivo. Puede ser que veas que pesas menos o que alcances una mejor marca.

Pero ser corredor y no poder competir, nos desmonta la opción de usar la marca de una carrera como parámetro para medir nuestra evolución. Leer más

Retomar los entrenamientos de nuevo: qué te puedes encontrar

Si llevas encadenando unos meses de bajo o prácticamente nulo entrenamiento y piensas que es momento de volver a la carga, ¿con qué te vas a encontrar? ¿Será como volver a empezar? ¿Cuánto puede haber caído tu forma física?

retomar entrenamientos

Puede ser que a los meses de parón por confinamiento le sumaras los de bajo o nulo entrenamiento en verano. Será fácil que hayas visto subir algo tu peso y bajar tu forma. Aunque puede ser que esto lo aprecies menos y pienses que como has nadado algún día o corrido detrás de los niños, algo de ejercicio has hecho.

Pero si te planteas retomar la rutina de entrenamiento, llegará el momento de enfrentarse a la verdad. Leer más

Entrenar fuera del ciclo específico: ¿se podría correr cada día?

Puede ser que estés en una etapa en que te tomes tu entrenamiento como días de rodaje consecutivos. Vas haciendo por mantener algo la forma pero sin mucha ambición porque no tienes un objetivo definido. Ya que el esfuerzo del rodaje no es tan alto y disfrutas de este deporte, ¿podrías correr cada día? ¿Puede perjudicarte en algo no contar con días de descanso total?

correr cada dia

Vayamos un paso atrás.

Es cierto que si no hay competiciones a la vista, no solo puede mermar tu motivación sino que no puedes estructurar tu temporada en diferentes ciclos. Una temporada normal contaría con unas fases de pretemporada o ciclo pre-específico, algún ciclo específico y otros de recuperación.

Pero no contar con esos objetivos no implica que haya que abandonar el entrenamiento planificado ni reducir los estímulos. Leer más

Entrenar sin objetivo: ¿podrías probarte en entrenamientos?

Cuando estás entrenando dentro de un ciclo específico con vistas a una carrera, hay un momento determinado en que haces un test. Pero ya, solo en ese momento, no más pruebas. Para el resto de la preparación se trata de confiar en el trabajo diario y dejar que salga todo el día de la carrera. Pero, ¿qué pasa cuando entrenas sin fecha de competición y no sabes cómo vas avanzando? ¿Hasta qué punto estarás mejorando tu rendimiento?

Si entrenas siguiendo un plan de entrenamiento aunque sea fuera del marco de un ciclo específico, ya te estarás ayudando más que si improvisas. La planificación no es solo necesaria en el ciclo específico. Es la herramienta que te permite avanzar de forma correcta, equilibrada y gradual. Reduciendo riesgos y mejorando resultados.

Súmale a esto que si no tienes objetivo, la motivación baja y con ella pueden caer también las ganas de entrenar. Pero si tu planificación te está diciendo que tienes un entrenamiento que cumplir, te sientes más obligado a hacerlo. Estás aumentando tu compromiso contigo mismo. Leer más

Entrenar sin competiciones: el riesgo de desmotivarse

Quizá sientas que entrenar sin competiciones a la vista no te acaba de motivar. Puede ser que te cueste más comprometerte con tu entrenamiento y siempre encuentres buenas excusas. Poco a poco entrenas menos y con menos ganas. ¿Cómo podrías enfrentar esta situación de otra manera? ¿Sabes qué hace que te veas más desmotivado?

entrenar sin competiciones

No es raro que no tener competiciones definidas como objetivo te haga coger con menos ganas tu entrenamiento. Seguramente el compromiso baje y te des más libertad para saltarte entrenos, recortarlos u olvidarte de sesiones más exigentes.

No te diremos que esto sea algo raro, es normal reaccionar así.

Es por esto que también siempre hablamos de que un objetivo es importante para la motivación. Cuando uno define un objetivo alcanzable, que ve que podría realizar aunque no sin esfuerzo, automáticamente se dispara la motivación. Entras en situación de estar dispuesto a enfrentar obstáculos y hacer sacrificios que en otras circunstancias podrían parecerte impensables. Leer más

Así puedes haberte visto si llevas poco tiempo corriendo

Si no llevas mucho tiempo corriendo o acabas de empezar, no sería raro que ya te hubieran asaltado unas cuantas dudas. O quizá han empezado a asomar ciertas barreras que no sabes como abordar. Después de los primeros entrenos combinando correr y caminar o de los primeros kilómetros corriendo, ¿qué viene luego? ¿Cómo sabes que lo estás haciendo bien?

poco tiempo corriendo

Posiblemente te lanzaste a tus primeros entrenamientos con ilusión. Pensando que esta vez sí, que ibas a crearte una rutina de corredor.

Y ojo, porque si avanzas por el buen camino, puedes acabar bien enganchado. Leer más

Error insospechado: alargar tu entrenamiento

Vuelves a entrenar después de un largo parón. Te mueres de ganar por moverte y recuperar la forma. Como has descansado y te ves fresco, vas alargando cada entrenamiento un poco más de lo previsto. “Mejor, así recuperaré antes la forma” podrías pensar. Pero al poco tiempo ves que has bajado la guardia, dejas de tener tantas ganas de entrenar y empiezas a sentir dolores y molestias. ¿Qué ha pasado? Este no era plan.

alargar entrenamiento

No, seguramente te hubiera gustado más verte satisfecho mejorando tus ritmos, marcas y superando nuevas distancias. ¿O no?

Has entrenado, has hecho todo lo que podías y más y no estás viendo los resultados deseados. En algún punto, tu razonamiento inicial, ha fallado. Leer más