Empezar a correr: cuántos días entrenar

Llevas poco tiempo corriendo, te habían dicho que al empezar a correr se mejoraba rápido pero no acabas de tener esa sensación. ¿Cuántos días mínimo deberías entrenar para ver mejoras? ¿Qué enfoque debe tener tu entrenamiento en esa primera etapa?

empezar a correr

Es más grande el porcentaje de mejora que ve un corredor en sus primeras etapas que lo que percibirá tras unos años. A marcas más exigentes, recortes más pequeños.

En base a estos datos, algo puede estar fallando si llevas poco tiempo corriendo y sientes que no avanzas como esperabas (o como te habían contado). Leer más

Soluciones con enfoque erróneo que no ayudan al corredor

Es relativamente normal que llegue algún momento en que un corredor se vea estancado o persiga una evolución más rápida. Eso le hace pensar que algo tiene que cambiar en lo que está haciendo. Pero a veces, lo que nos pasa es que buscamos la solución donde no está.

soluciones erroneas corredor

Que uno se pueda estancar, es totalmente lógico y normal.

La cuestión está en que considerando ese punto de partida, ¿qué tecla se puede tocar para hacer cambios que provoquen otros resultados?

Algo rápido en lo que uno piensa es en la manera de entrenar. Aquí puedes pensar en entrenar más o subir volumen, en modificar ritmos, en meter más entrenamientos de otro tipo… Variables hay muchas.

Pero no tenemos solo esto, hay más cosas en las que tendemos a pensar. Leer más

¿Competir primando disfrute o resultados?

Con esto de competir hay a quien le gustaría hacerlo cada fin de semana y quien prefiere ir más espaciado y apostar más en cada carrera. Puedes engancharte a la adrenalina y ambiente de competir o perseguir dar la estocada en cada carrera que hagas. ¿Es mejor uno u otro camino? ¿Qué repercusión tendría en tu evolución cada una de estas vías?

competir

No todas las distancias son competibles cada poco tiempo, una o dos semanas. Pero sí que croses o carreras de 5 o 10 kilómetros se pueden hacer con más frecuencia.

Ya entrar en hacer medias maratones cada 3 o 4 semanas o maratones cada 2 meses, implica un periodo de preparación demasiado corto. Insuficiente para preparar y recuperar bien la prueba.

Para el que disfruta del ambiente de la carrera y de exprimirse o probarse cada poco, una oferta de carreras regulares resulta muy tentadora. Podrías competir más de una vez al mes fácilmente.

Esto puede estar muy bien para tu disfrute, pero entran en cuestión otras posibles repercusiones. Leer más

Competir durante el ciclo específico de entrenamiento: riesgos y viabilidad

Competir nos pone a prueba, nos hace disfrutar del ambiente y vivir nuevas experiencias. Nos gusta. Entonces tendemos a encajar más y más competiciones. Pero cuando estás dentro del ciclo específico de un objetivo concreto, ¿puedes meter otras carreras? ¿Estarás poniendo en riesgo tu objetivo?

ciclo específico entrenamiento

Para el corredor popular, participar en una carrera es ponerse a prueba a sí mismo.

Pero no solo eso.

También es disfrutar del ambiente incluso ya en los días previos, en la carrera y en el después. Está la parte deportiva pero también todo lo que la rodea. Incluso el encuentro con amigos y el compartir con otros corredores.

Vivir esta experiencia influye en que como corredor quieras correr una competición tras otra. Acabas una y por muy cansado o dolorido que estés, pronto aparece en tu cabeza la posibilidad de acometer otra nueva. Leer más

Utensilios para la recuperación: ¿permitirían incrementar el entrenamiento?

Cada vez disponemos de más utensilios o herramientas que podemos usar nosotros mismos para ayudar a nuestra musculatura. Frente al clásico masaje, aparecen también el foam roller y la pistola de masaje. ¿Qué aportan estas herramientas? ¿Pueden ser determinantes en nuestra mejora o permitir variar la carga de entrenamiento?

recuperacion entrenamiento correr

El esquema de un plan de entrenamiento no solo cuenta con días de entreno sino también de descanso o recuperación. No podemos exigirnos constantemente sino que tenemos que dejar que el descanso tenga su lugar para provocar el crecimiento muscular.

Hace falta ese tiempo de recuperación también para llegar en buenas condiciones al siguiente entrenamiento. Aquí entran estas nuevas herramientas de uso personal que van saliendo y están también orientadas a ayudarnos en esa fase de recuperación. Leer más

Correr olvidándose del reloj: beneficios y cuándo hacerlo

Vivimos en una era de avances tecnológicos en la que cada vez estamos más pendientes de todo tipo de aparatos. Eso nos lleva también a correr anclados a nuestro reloj-gps que no solo mide ritmo y distancias sino que saca más y más datos. ¿Sería recomendable alguna vez salir a correr sin reloj? ¿Qué nos estamos perdiendo con este vínculo con el reloj?

correr sin reloj

Hoy en día parece que vivimos embriagados por datos y tecnología. Y nos sirve de ayuda para muchas cosas. Pero cabe también preguntarse si no nos excederemos en ocasiones con las consecuencias que esto arrastre.

Esta puede ser una de esas cosas que se dice que es buena, pero en su justa medida. Leer más

Lo que sí está permitido en un día de descanso

Al corredor le gusta correr. Por eso puede que los días de descanso no los lleves muy bien. Pero por contraintuitivo que parezca, el descanso es necesario. Ahora bien, no tenemos por qué pensar en estar tumbados en el sofá. Hay un determinado tipo de ejercicios y actividades que no deberían perjudicarte en este tipo de días. ¿Qué criterios tendrían que cumplir estos ejercicios? ¿De qué ejercicios hablamos?

actividad día descanso

El descanso se conoce como el entrenamiento invisible.

Suena raro pero tiene su porqué.

No querrás pagar las consecuencias que te puede pasar no descansar. Y aunque no estés haciendo un entrenamiento propiamente dicho, sí que los días de descanso deben considerarse y programarse igual en la planificación. Pero el descanso, permite ciertos márgenes. Leer más

Entrenar sin objetivo: lo que hace que acabes fallando.

Entrenar sin tener un objetivo definido es algo que puede pasar. Quizá no hay competiciones a la vista o tus circunstancias personales no te permiten comprometerte con un objetivo. Pero tú, quieres seguir entrenando y tratas de ir haciéndolo. Sin embargo, no suele ser tan fácil conseguirlo.

entrenar sin objetivo

Normalmente cuando uno entrena enfocado en una competición tiene más claro qué entrenamiento hacer. Al menos, al tener definido un objetivo, sabe qué distancia enfrentará y tiene una idea del ritmo. Con estos parámetros ya podemos organizar unas cuantas cosas.

Lo malo es entrenar a ciegas, sin referencias. Leer más

Superar el estancamiento: el error de la semana de entrenamiento ideal

Tienes tu esquema semanal de entrenamiento definido, entrenas casi cada día y aún así, después de unos meses de esta rutina, te sientes frustrado. Los avances no son los que esperabas. Ves que otra gente a tu alrededor está llegando a tener mejores resultados que tú. ¿Qué está pasando? ¿Qué hacen ellos que tú no sabes?

semana de entrenamiento

A una situación similar podrías haber llegado después de unos meses de entrenamiento tras haber empezado a correr. Es el punto en que solo rodar ya no te basta, buscas mejorar de otra manera y llevas un tiempo leyendo revistas y blogs que te den pautas de entrenamiento y aclaren tus dudas.

Sin embargo, pese a todo tu empeño, ves que los resultados no llegan. Leer más

Cómo conocer si tu entrenamiento te está haciendo progresar

Entrenar va asociado a la búsqueda de una superación o mejora. Cuando compites y mejoras tu anterior marca, tienes unos datos bastante objetivos para reconocer si ha habido mejora. Sin embargo, si entrenas sin competir, ¿qué puede ayudarte a valorar tu mejora? ¿Qué datos deberías estar midiendo? ¿Qué pasa si decides no medir nada?

conocer progresion entrenamiento

Seguir unas pautas y rutina de entrenamiento, incluso por mucho que te lo plantees solo como mantenerte en forma, persigue unos resultados a medio plazo. Puede tratarse de bajar de peso, de verte con más músculo, de sentirte con más salud y energía… O de afrontar una competición.

De una manera u otra acabas buscando o percibiendo señales que te indiquen que estás avanzando hacia tu objetivo. Puede ser que veas que pesas menos o que alcances una mejor marca.

Pero ser corredor y no poder competir, nos desmonta la opción de usar la marca de una carrera como parámetro para medir nuestra evolución. Leer más