Perderse tiradas largas (y sus efectos secundarios)

Dentro de la preparación de una maratón o media maratón no entra muy en duda que contar con tiradas largas es importante. Pero a veces, por un motivo u otro, podemos poner en riesgo alguna o algunas de estas tiradas largas. ¿Qué consecuencias podríamos tener? ¿Cuándo podría estar justificado prescindir de alguna tirada larga?

perderse-tiradas-largas

Para hablar de tirada larga, según la considero yo, estaríamos hablando de rodajes de más de 25 kilómetros.

Esta consideración implica que para una media maratón, quizá no llegues a hacer una tirada larga pero sí rodajes más largos, que no llegan a lo que yo considero categoría de tirada larga que serían esos 25 kilómetros. Aunque a mi parecer, no está de más también hacer alguna tirada de 25 kilómetros si preparas una media maratón. Pese a que estemos superando la distancia de la propia competición.

 

¿Qué puede hacer que nos saltemos tiradas largas?

 
Partimos de la base de que seguimos un entrenamiento con una planificación. Ahí tendremos definidas nuestras tiradas largas.

Y en principio, eso debería ser sagrado.

Aunque igual luego no es así.

Porque al final esa planificación está viva, como lo está el día a día del corredor popular. Puede ser por la lectura y evolución que se vaya haciendo del corredor o por propios imprevistos de la vida, pase que hay que ir redefiniendo el plan.

Por la propia evolución del corredor, es raro que un entrenamiento tan pilar como es la tirada larga llegue a ser modificada. Pero por otras circunstancias no es tan raro que pueda pasar.

Me refiero aquí a que uno pueda tener molestias, caer enfermo o lesionado. Igual que le puede surgir un viaje de trabajo o que le dé por meter alguna competición intermedia que afecte al plan.

Claro que lo ideal sería no tener que saltarse o modificar esas tiradas largas planificadas. Pero hay circunstancias de causa mayor que obligan. Si uno está lesionado o con molestias, es absurdo intentar afrontar un entrenamiento tan exigente sin estar preparado para ello. Las consecuencias pueden ser mucho peores que no haber hecho el entrenamiento.

Pero otra clase de causas son las competiciones. Este motivo suele ser más evitable que los imprevistos o lo que queda fuera de nuestro control. A una competición puedes decidir apuntarte o no o competir o no. Aquí ya es una decisión que hay que poner en la balanza: ¿tirada larga o competición?

Porque no, un día carrera y al día siguiente tirada larga, en general, no suelen cuadrar. Habría que ver de qué carrera, de qué tirada larga y de qué corredor hablamos pero no apunta bien la combinación.

 

¿Cómo afectaría saltarse tiradas largas?

 

Personalmente no soy muy de abusar de tiradas largas ni planteo una cada fin de semana. Creo que en un plan de entrenamiento hay que equilibrar volumen e intensidad y eso implica también no abusar de volumen para reservar fuerzas para los entrenos exigentes.

En la preparación de maratón sí soy partidario de meter entre 2 y 3 tiradas largas, de esas que se mueven entre los 25 y 30 o 34 kilómetros. La intención de esto es sobre todo llevar al cuerpo a agotar sus depósitos de glucógeno. En una maratón se llegará en algún punto a esta situación y por eso el cuerpo también tiene que haber entrenado este cambio, el de cambiar su fuente de consumo de energía. Hay otros aspectos que también se entrenan en la tirada larga pero para mí, llegar a tiradas de 30 kilómetros tiene que ver con éste sobre todo.

Salvo en el caso de una lesión o enfermedad que dure varias semanas, es raro que en la preparación de una maratón te pierdas todas las posibles tiradas largas planificadas. Entonces siempre harás alguna que, más cerca o más lejos, te aproxime a ese límite de agotamiento del glucógeno. Eso nos deja con alguna oportunidad de haber trabajado este aspecto, aunque sean menos de las deseadas.

Si la situación es que nos vamos a cargar las tiradas largas por haber metido competiciones en el plan (sin considerar las competiciones que hacemos como tests), no lo recomendaría. Entiendo que cuando uno es corredor popular disfrute de competir y pueda hacerlo combinando ciertas carreras como divertimento, pero entonces, buscaría no hacerlas coincidir con tiradas largas. Hay momentos y tipos de carreras que se pueden encajar mejor dentro del plan.

Por una parte, te diría que cuanto menos entrenemos las tiradas largas, más podemos pagarlo en carrera. Más podremos sentir que chocamos con el muro, sobre todo, aunque también dependerá de la trayectoria como corredor de cada uno y de lo entrenado que venga. En cuanto a volumen, es verdad que también podemos perder algo pero también hay otros entrenamientos qué podríamos reajustar para seguir introduciendo más volumen en el plan.

Por otra parte, tampoco se trata de hacer cuántas más tiradas mejor y si te has saltado una un día meter otra u otras otros días. Las tiradas también implican un desgaste importante y eso se tiene que considerar en el conjunto del plan. Esta decisión podría perjudicar a otros entrenamientos también relevantes dentro de la preparación.

Yo suelo ser más partidario de que entrenamiento no hecho, entrenamiento perdido. Si resulta que no has hecho la tirada por culpa de una competición, a seguir con otras cosas. Aunque claro, probablemente lo suyo sería retocar el plan de entrenamiento y hacer otros ajustes para compensar el impacto de esa competición.

A veces nos vemos obligados a perdernos las tiradas más importantes de manera inevitable, y con eso poco podemos hacer más que seguir adelante. Dependiendo de cómo haya ido el resto de la preparación, puede ser que sea razonable plantearse un cambio en la marca objetivo o probar suerte sabiendo que llegamos con menos garantías.

Pero si en nuestra mano está evitar perdernos estos entrenamientos, sería lo más recomendable. No quiero decir con esto que durante un ciclo específico de maratón uno tenga que no hacer otras carreras menores, se podría, pero buscando encajarlas bien en el plan. Que trastoquen lo mínimo los entrenamientos clave y que si se hacen, se consideren en la planificación y se hagan los ajustes correspondientes.

Igual no te interesa cometer otros errores de cara a tu maratón y te ayudaría tener el ebook gratuito de consejos de Toni Peña a un corredor popular.

Sí, lo mismo me ayuda

70Shares

2 thoughts on “Perderse tiradas largas (y sus efectos secundarios)

  1. Ana dice

    Hola! Me encantan vuestros posts. Muchísimas gracias por toda la información que nos transmitís. Ayudan muchísimo.
    Acabo de estar enferma de covid y he perdido dos semanas del plan de 16 semanas que estaba siguiendo para preparar un maratón (mi segundo) en abril. Ahora vuelvo poco a poco a la carga. Qué hago? Lo doy por perdido? Sigo el plan cargándome las semanas perdidas? Sé que cada caso es diferente, pero estoy segura de que no soy la única que pasa el covid en medio del plan específico para maratón.
    Mil gracias!

    • Toni Peña dice

      Hola Ana

      Efectivamente cada caso es diferente y muy personal. Aquí habría que ver cuándo tienes la maratón o cuantas semanas te quedan para el objetivo o también el trabajo que llevas hecho de preparación con las consiguientes tiradas largas o trabajo exigente realizado. Pero te diría que, en principio, no tienes por qué tirar la toalla por dos semanas de haber estado parada.

      Si entras en progresión a tu plan, quizá veas que en poco tiempo estarás al nivel de antes de tu Covid. También al Covid afecta a cada uno de una manera.

      Ahora se trataría de que junto con tu entrenador, valorarais la situación e hicierais los ajustes pertinentes en entrenamiento y/o objetivo.

      Mucha suerte y ánimos, tomes la decisión que tomes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.