No empieces a hacer series si…

Si nunca has hecho sesiones de series en tus entrenamientos, no es raro que te entren dudas a la hora de plantearte empezar a hacer series. Así como creo que es un tipo de entrenamiento que nos facilita subir un escalón más en nuestra mejora de rendimiento, no creo que se puedan hacer en cualquier momento ni situación.

empezar hacer series

Al contar en nuestro plan de entrenamiento con trabajo de series de manera regular, apreciaremos una mejora notable en nuestro ritmo de carrera. Este es el objetivo de este tipo de entrenamiento, mejorar nuestro ritmo.

Pero aunque lo considere un entrenamiento beneficioso y necesario en la mayoría de casos, también viene acompañado de cierto riesgo. Se trata de un trabajo muy intenso en el que estamos empujando a nuestro cuerpo a sus límites en cuanto a ritmo. Dependiendo de si hacemos series largas o cortas buscaremos ser capaces de aguantar un ritmo alto durante más tiempo o apostaremos por ritmos mucho más intensos durante menos distancia. Leer más

Retomar los entrenamientos: errores a evitar después de vacaciones

Si has hecho un parón en tus entrenamientos para disfrutar de unos días de vacaciones, es probable que llegues con las pilas cargadas y mono por correr de nuevo. Ojo, dosificar mal esta energía al retomar los entrenamientos podría ir en tu contra.

retomar entrenamientos

Todo dependerá de cómo se haya tomado el parón veraniego cada uno y de si se ha dejado completamente de entrenar o se ha mantenido el ejercicio aunque haya sido de manera más libre. Esto condicionará más o menos la pérdida de forma que se haya sufrido pero es casi seguro que, en mayor o menor medida, forma se habrá perdido algo.

La situación que encontramos entonces es que uno llega con mucha energía y ganas de entrenar pero su forma física no será la misma que cuando paró de entrenar. Por esto es importante leer bien estos condicionantes y evitar caer en los siguientes errores a la hora de retomar los entrenamientos. Leer más

Parar unos meses de entrenar: ¿cuándo volveré a recuperar la forma?

En ocasiones las circunstancias nos obligan a dejar de correr durante un periodo de varios meses. En el momento en que uno vuelve a entrenar surge la duda de cómo retomar los entrenamientos. ¿Cuánto tardarás en recuperar la forma física? ¿En qué momento podrás empezar con los entrenamientos de calidad?

recuperar la forma

 

¿Qué pasa con nuestra forma física?

 
Hay quien consigue ser corredor durante periodos intermitentes. Es decir, puede entrenar varios meses seguidos durante un periodo pero luego hay otros tres, cuatro o seis meses que deja de correr. Cuando hablamos de parar el entrenamiento durante periodos tan largos, la forma física que tenías la perderás completamente. Lo que si puedes conservar es la estructura que el cuerpo ha desarrollado al habituarse a correr. Leer más

¿Qué edad es la adecuada para correr una maratón?

La duda de si estás en la edad aceptable para afrontar una maratón puede venir marcada por que seas demasiado joven para abordar una primera maratón o por que seas demasiado mayor. ¿Qué condicionantes marcan estos límites de edad? ¿Qué riesgos se pueden sufrir? ¿Cuál es la edad propicia para correr una maratón?

edad primera maratón

Por la dureza de una prueba como la maratón siempre se ha hablado de si no debería correrse a ciertas edades. Sobre todo por ser edades demasiado tempranas más que por el lado de ser demasiado mayor. Parece que siendo mayor siempre uno piensa que es más posible correrla aunque sea a ritmo más lento pero si se es muy joven, hay más reticencias. Leer más

¿Puedo ya correr mi primera media maratón?

Si resulta que has empezado a correr no hace mucho pero ya ves que eres capaz de correr con regularidad e incluso completar alguna carrera de 10 km, ¿podrías ya encarar una primera media maratón? ¿Cómo puedes saber si no es una locura saltar a esa distancia?

primera media maraton

Como siempre digo, no hay que precipitarse y quemar etapas antes de tiempo pero también es lógico que uno quiera ir superando distancias o retos. Llega un momento en que puedes verte más o menos cómodo superando una cierta distancia a buen ritmo y te plantees dar un paso más. Esto puede suponer buscar un mejor tiempo para esa distancia, o querer lanzarte a probar una distancia superior. Leer más

Así conseguimos ofrecerte un plan de entrenamiento personalizado

Puede resultar un poco sospechoso que se pueda ofrecer un plan de entrenamiento personalizado cuando gestionas del orden de 50 corredores. ¿Cómo puede sacar tiempo el entrenador para dedicarle a cada corredor?

plan entrenamiento personalizado

Por una parte, el desarrollo tecnológico ha fomentado la posibilidad de disponer de un sistema de entrenamiento online y gestionar el trabajo de otra manera más eficiente. Pero por otra pare, esto también viene acompañado de la desconfianza de si realmente lo que recibes no es un copia y pega de otro plan.

Utilizar una misma plantilla de entrenamiento que se copia sin más, tiene el problema de no garantizar muy buenos resultados. Dificulta que el corredor explote todas sus posibilidades y es probable que él mismo pronto se vea como estancado o sin apreciar mejoras de rendimiento.

Por esto nos decantamos más por creer, y lo hemos comprobado, que para que uno pueda mejorar es importante que el plan de entrenamiento esté adaptado a él. Que tenga en cuenta la base de entrenamiento que tiene o no tiene, el objetivo que busca, la disponibilidad de tiempo y la capacidad de ir asimilando el trabajo.

No obstante, en el caso de Bikilo Running, la tecnología es fundamental pero no para copiar planes de entrenamiento indiscriminadamente sino para facilitar la gestión de los mismos. Leer más

Parar de correr en verano, ¿es conveniente?

Llega el verano, el calor, los planes de ocio al aire libre, las vacaciones… Un conjunto de factores que hacen que uno se platee parar de correr en verano unas semanas pero, ¿perderás todo lo que has ganado con el entrenamiento del invierno? ¿Merece entonces la pena parar de correr?

parar de correr en verano

No hay duda de que ha sido el trabajo constante de varios meses lo que te ha llevado a alcanzar un buen estado de forma. Igualmente es cierto que cuando uno deja de entrenar, bien por lesión u otras circunstancias, luego se encuentra con que volver a retomar sus ritmos de entrenamiento se hace difícil. Así que, en base a esto uno podría cuestionarse lo oportuno o no de parar de correr. Leer más

Cómo empezar a correr progresando y sin lesiones

Por Toni Peña

recomendaciones para empezar a correr

 

¿Te has lanzado a empezar a correr pero no sabes cómo seguir con la práctica del running? ¿Cómo progresar en tu entrenamiento y evitar lesiones? Estas recomendaciones te ayudarán en tus inicios y superada la primera fase, cuando decidas abordar tu primer objetivo.

  • 1. Sé paciente. El cuerpo tiene que coger forma, no está preparado para afrontar una progresión elevada en tus entrenamientos, tanto en volumen como en intensidad. Mi recomendación es ir solidificando etapas a fin de evitar lesionarte. Correr es fácil pero conlleva un impacto, si el cuerpo no está preparado ni acostumbrado a recibir este impacto, es frecuente caer lesionado.  Lo prudente al empezar a correr es ir alternando fracciones de tiempo de correr de 5, 10, 15 minutos dentro de un “entrenamiento” de andar. Tal como van pasando las jornadas los periodos de correr van aumentando,  en contraprestación se anda menos.
  • 2. Entrena tu condición física. En esta primera fase es más importante conseguir un buen tono muscular que correr. Se deberían alternar las sesiones de carrera con sesiones de musculación. La importancia de este buen tono muscular viene marcado por el impacto que se produce con cada zancada. El correr supone impactar con una fuerza equivalente a nuestro peso multiplicado por tres.  Imagina esto cientos y cientos de veces durante un 10 kilómetros,  media maratón o maratón. Con la condición física haremos que la musculatura absorba parte de este impacto.  Así los cuádriceps y el vasto interno protegerán en cierta manera las rodillas,  un buen tono abdominal y lumbar protegerán nuestra espalda,  un buen sóleo y gemelo protegerán nuestro tobillo.

Leer más