5 obstáculos que todo corredor popular suele acabar encontrando

Preparar una carrera de fondo implica un trabajo de meses de entrenamiento. Más tiempo de preparación, suele suponer más obstáculos en el camino. Más veces te rindes, más te alejas de tu objetivo. Pueden parecer obstáculos pequeños y no hacer daño en el momento, pero a medio largo plazo dejarán huella.

obstaculos correr

Aceptamos que correr, entrenar y competir, no es la prioridad en tu vida. Pero que bien por disfrute, por salud o por sentirte bien has decidido hacerle un hueco en tu rutina. O lo intentas.

Pero este contexto y otras cuestiones intrínsecas al ser humano, pueden suponer obstáculos en tu entrenamiento.

 

El problema del que todos partimos

 

Como seres humanos nos cuesta ser conscientes de las consecuencias que tendrán nuestras acciones a largo plazo.

Estamos diseñados así.

No te digo que racionalmente no seas consciente de que si no cumples con el entrenamiento, lo tienes difícil para conseguir resultados.

Pero a ver, que seguro que cuando te has saltado algún entrenamiento o lo has abandonado pronto te has dicho cosas como:

  • · Mira, no pasa nada, hoy no tenía el día y punto.
  • · Seguro que por un entrenamiento menos o más no pasa nada.
  • · Yo creo que tampoco hay que pasarse, seguro que en el fondo no hace falta entrenar tanto.

Nos encanta también autojustificarnos. Quizá también estamos diseñados así por supervivencia.

Entonces aunque todos los argumentos objetivos apunten a que tú deberías haber hecho cierto entrenamiento o acción, tu cerebro encuentra la manera de justificarse y estar tranquilo. Y como las consecuencias no las ves en el momento, pues puedes seguir repitiendo la pauta más veces.

Es más, lo mismo cuando lleguen las consecuencias lejanas ya ni lo relaciones o de nuevo te autojustificas con otra cosa.

Considerando esta dinámica de funcionamiento que tenemos, ya puedes imaginar lo qué pasa cuando aparecen las dificultades o esfuerzos de entrenamiento.

 

Obstáculos que encontrarás como corredor popular

 

Parte de la esencia de alcanzar objetivos es ser capaz de superar obstáculos. Si no, no estarían siendo objetivos suficientemente retadores. Si lo son, hay resistencias que vencer en el camino.

Pero esto es bueno.

El ser capaz de vencer esas resistencias u obstáculos es lo que te hace crecer no solo como corredor, sino también como persona. Te hablo del entrenamiento pero puedes extrapolarlo igual a los obstáculos de la vida.

Lo que tiene el entrenamiento de carreras de fondo y que te “curte más” es que es la perseverancia durante un largo periodo de tiempo la que da resultados. Ser capaz de mantenerla te hace aumentar tu disciplina y fuerza de voluntad.

Te llevas mucho para ti y tu vida pero tendrás que vencer obstáculos como estos:

  • 1. Entrenar sin sentirte capaz.

     
    Hay días en que miras el entreno que te toca y aunque no sea el más duro que hayas hecho, incluso habiéndolo superado otras veces, te dices que hoy no puedes.

    Quizá arrastras más fatiga, cansancio por el trabajo, la familia o has dormido mal y te parece que aquello es una locura. O simplemente lo ves demasiado exigente para ti.

    Puedes decidir rebajarlo desde el principio o intentar cumplirlo. A veces te sorprendes, si eres capaz de intentarlo. Incluso puede ser que después de 2 o 3 kilómetros te cambie el punto de vista, recuperes sensaciones y ya sí te veas haciéndolo. Pero para eso tienes que haber decidido empezar.

    Un factor que ayuda mucho a vencer el “con esto no voy a poder” es confiar en tu plan de entrenamiento y tu entrenador. Si sabes que detrás hay alguien que te está guiando bien, que tiene el conocimiento y la experiencia como para haberte marcado ese entrenamiento, entonces más bien piensas “si él lo dice, será que puedo”. Pero como no tengas esa confianza, el pensamiento va a girar a “esto es muy exagerado igual lo intento y me lesiono”. Así no superas el obstáculo ni estás contribuyendo a tu progresión.

  • 2. Resistir el sufrimiento para completar el entrenamiento.

     
    Aquí viene cuando estás en un entreno tipo series largas o tirada larga con las piernas ya doliendo y apretando los dientes y deseas cortar con eso cuanto antes. Entonces también es fácil que pienses “igual me estoy pasando y me hago daño si me exijo tanto”. O “mira, yo creo que hoy no estoy para esto”.

    Pero nuevamente, si confías en que ese es el entrenamiento adecuado para ti y luchas contra tu cabeza, puedes sorprenderte del resultado. Nos suele parar antes la cabeza que el físico. Si eres capaz de enfrentar y persistir en ese sufrimiento, es bastante probable que te sorprendas completando el entrenamiento.

  • 3. Plantarle cara a la irregularidad.

     
    Algo que cuesta mucho después de un parón, cuando empiezas a correr o tras una bajada de forma es ser regular entrenando. Pero a la vez esto lo que te dará resultados a largo plazo. No sirve de mucho entrenar una semana sí y una no o ahora sí, luego parón, luego sigo.

    Correr y progresar tienen como pilar importante la regularidad.

    Si empiezas a correr, puede costarte asentar el hábito. Esto puede llevar un tiempo y ayuda en el proceso ser gradual y evitar empachos. Que no te pases después de un día de entrenamiento tres sin hacer nada porque estás hecho polvo. Poco a poco cumpliendo con la pauta puedes llegar a asentar la disciplina de entrenamiento y entonces ya luego, todo va más solo.

    Pero también corres el riesgo de caer en la irregularidad cuando vuelves tras algún parón y te ves bajo de forma. Porque frustra un poco. Entonces baja el ánimo y te tienta más tirar la toalla, o pensar que igual ya no estás para volver a tus ritmos. Aquí es cuestión de insistir, ser paciente y despreocuparse del resultado inmediato pensando más en el medio plazo. Poco a poco irán llegando las buenas sensaciones.

  • 4. Sobrellevar el entorno de la incomprensión.

     
    No es raro que seas el único que corre en tu familia o círculo de convivencia. Entonces de vez en cuando te caigan miradas de incomprensión por lo mucho que entrenas, te cuestionen si no te estás pasando, que lo mismo te obsesionas con correr… Y esto también te puede hacer aparecer alguna duda o autojustificarte no hacer ciertos entrenamientos.

    Las referencias que nos rodean nos hacen normalizar unas cosas u otras. Si estás rodeado de gente que hace poco o nada de deporte, en contraste lo tuyo parecerá una burrada. Entonces nadie verá con mala cara que falles en entrenamientos, más aún, lo justificarán.

    Pero piensa cómo sería si tu entorno fuera todo de corredores. Si ves a gente entrenar con constancia y regularidad, lo que pasaría es que te daría bastante cargo de conciencia no cumplir con algún entreno. Tu normalidad sería otra. Por eso vencer un entorno poco deportista o de poco apoyo puede ser otro gran obstáculo.

  • 5. Vencer la tentación competitiva.

     
    Ahora pasa que hay carreras para elegir casi cada fin de semana, y amigos que te proponen que les acompañes a carreras. Por una situación u otra, se cruza en tu camino la tentación de añadir nuevas competiciones a tu calendario dentro de la preparación de tu objetivo a más largo plazo.

    No está mal poder competir de vez en cuando si disfrutas de ello, al final se trata también de pasarlo bien con esto. Pero cada competición puede suponer un reajuste de tu plan de entrenamiento para no sobrecargarte de más o descompensarlo. Entonces si abusas de esas competiciones, lo que puedes poner en juego es conseguir tu objetivo.

    De algún modo esas competiciones te desvían del camino. Por eso hay que saber dosificarlas y compensarlas en el plan de entrenamiento para que no te pasen factura.

Ser capaz de ir venciendo estos obstáculos será un empujón importante en tu progresión. Pero si son ellos los que te vencen, no te sorprendas el día de la carrera con el resultado. Mira hacia atrás y evalúa.

A veces los obstáculos se superan o desbloquean cuando tienes buenos consejos. Puede ser que te interese el ebook gratuito «Maratón: consejos de Toni Peña a un corredor popular».

Sí, me interesa
1Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.