Entrenar en vacaciones: qué flexibilidad aplicar según ciclo de entrenamiento

Un corredor popular que lleva todo el año trabajando y entrenando, es probable que quiera tomarse sus días de vacaciones como un periodo más de descanso. Entonces preferirá hacer otros planes que no impliquen entrenar en vacaciones, o al menos no tener que ser riguroso con el entrenamiento. ¿Pero qué pasa cuando esas vacaciones pillan en ciclo específico? ¿Podrías permitirte relajar el entrenamiento? ¿En qué momento de la temporada sería mejor encajar las vacaciones?

entrenar en vacaciones

Tradicionalmente era más fácil tomarse el verano como una época de descanso de entrenamiento y disfrutar de algún periodo de vacaciones. Pero cada vez hay más competiciones (algunas de ellas en septiembre y octubre) y eso acaba forzando a entrenar en verano (si vives en el hemisferio norte) y quizá coincidiendo con vacaciones.

Habrá quien en vacaciones consiga tener más tiempo y le puede venir bien. Pero también son muchos los que en esos días tan esperados durante todo el año, se van de viaje o aprovechan para hacer más planes con la familia y les cuesta más encajar el entrenamiento.

Si este último es tu caso, ¿cómo puede afectar ese periodo de vacaciones según en el ciclo de entrenamiento que te pille?

 

Vacaciones en pleno ciclo específico

 

Lo primero a tener en cuenta es que cuando eliges tu objetivo, ya sabes que habrá unas semanas o meses previos de ciclo específico. Si en tus vacaciones no vas a poder cumplir bien con el entrenamiento, lo ideal sería que las vacaciones no cayeran dentro de ese ciclo específico.

Podríamos decir que el ciclo específico es el ciclo más “serio” de todos los que hay. No quiere decir que un ciclo pre-específico o un ciclo de transición no sean necesarios y tengan también su función. Pero en cuanto a rigor en el cumplimiento y en la exigencia de entrenamiento, el específico es el rey.

En este último periodo de entrenamiento de cara a tu objetivo, estás ya dándolo todo (con un orden y dosificación) para sacar ese trabajo el día de la carrera. Es el periodo más próximo a la carrera y que más te está preparando para ese momento.

Cuando juntas este ciclo con vacaciones, te encuentras con que probablemente tendrás que sacar más tiempo de entrenamiento del que dedicabas en el pre-específico. Si lo que te falta es tiempo para dedicar a entrenar, ya vienen los primeros problemas.

Puede ser que en modo vacaciones todo tú entres en “modo relax”. Cuando estás en el ajetreo de la rutina y vas a tope con todo, llevas ese estado a todo lo que haces en el día. Aunque tengas menos tiempo y vayas más agobiado, parece que puedas también coger el entrenamiento con más ganas. Estás como en un estado de alerta que te hace poder con todo.

Pero si entras en modo vacaciones, te relajas y te tomas el día a día de otra manera, parece que cualquier mínima cosa pueda convertirse en un gran esfuerzo. Tú cabeza ya está con otro enfoque y pensar en hacer un entrenamiento de series largas puede hacerse pesado (incluso antes ni de haberlo empezado).

Lo que pasa es que si pese a todo, te toca sí o sí combinar ciclo específico y vacaciones, no deberías relajarte mucho. Aunque solo sean una semana o dos de vacaciones, tratar de cumplir con el máximo entrenamiento que puedas.

Estás en un momento altamente relevante de entrenamiento.

Si tuvieras que jugar con saltarte o descartar algún entrenamiento, que no sean los de calidad. Cumple con los entrenamientos más exigentes y si acaso, cambia los rodajes más suaves por bici o nadar si esto te soluciona integrarlo mejor en tus actividades familiares o de vacaciones.

Lo ideal sería que pudieras cumplir con el entrenamiento tal cual estaba previsto.

 

Vacaciones en ciclo pre-específico

 

El ciclo pre-específico te prepara para llegar con una buena base y buen punto de forma al arranque del ciclo específico. No se hace tanto trabajo de ritmo pero sí más de fuerza y volumen o ir sumando kilómetros. Este ciclo será determinante para que resistas mejor el ciclo específico.

Aunque este ciclo te pillara en vacaciones, no estaría tampoco bien saltárselo o pasar de dos semanas de vacaciones sin hacer nada a arrancar un ciclo específico. Algo deberías estar haciendo para alcanzar ese punto de forma necesario.

Es verdad que en esta etapa se puede tener un poco más de flexibilidad que en el ciclo específico. Tampoco tendrás tantos entrenamientos ni de tanta intensidad con lo que ya solo con eso, puede ser más fácil cumplir con el entrenamiento en vacaciones.

En la medida en que puedas cumplir al máximo posible con el entrenamiento previsto, será mejor, claro. Pero si tienes que sacrificar algo, que no sea el trabajo de fuerza y de volumen. Intenta respetar los entrenamientos previstos de este tipo ya que son el foco principal de esta fase del entrenamiento.

 

Vacaciones en ciclo de transición

 

Este momento sería el ideal para encajar unas vacaciones. Este o definir un periodo de descanso como tal.

Este ciclo tiene como objetivo principal darte un respiro entre periodos de más exigencia pero sin dejar que toda la forma se pierda por completo. Se acepta y se debe permitir una cierta bajada de forma pero aún estando de vacaciones, sería mejor mantenerse haciendo algo de ejercicio. Aunque ya no llevarías la presión ni la obligación de cumplir el plan a rajatabla. Puedes incluso ir sin plan.

Aquí podrías disfrutar de las vacaciones siempre que consigas no abandonarte por completo.

Después vendrá un ciclo pre-específico y el siguiente específico que darán tiempo suficiente para ir mejorando la forma.

En conclusión, lo que deberías respetar en cada ciclo es el entrenamiento principal que define el porqué de esa fase de entrenamiento. En ciclo específico, respetar entrenamientos de ritmo o tiradas largas. En pre-específico todo lo que tenga que ver con volumen y fuerza. En periodo de transición, puedes ir de manera más libre siempre que cuides no dejar bajar demasiado la forma.

Otra cosa buena que puedes hacer en vacaciones es leer y seguir aprendiendo sobre running. Para eso también tienes el ebook “Objetivo: maratón” que encontrarás aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.