Falso pico de forma: ¿tiene sentido en corredores populares?

Aunque es algo más vinculado a los atletas de élite, puede ser que tras una lesión o alguna otra circunstancia te hayas visto con poco tiempo para preparar una prueba y te plantees crear un falso pico de forma. ¿Qué es esto y cómo se llega a él? ¿Qué consecuencias tiene? ¿Sería recomendable en alguna circunstancia para un corredor popular?

falso pico forma

Un falso pico de forma lo que busca es provocar un nivel alto de rendimiento en poco tiempo. Quizá te preguntes si esto es posible cuando siempre estamos hablando de que mejorar tu rendimiento lleva tiempo y exige constancia.

Digamos que con esta práctica podrías llegar a un nivel de forma aceptable, que no alcanzaría el 100% de tus posibilidades y que no duraría mucho tiempo. Sería algo así como provocar una chispa puntual en el momento adecuado.

 

¿En qué consiste y para qué sirve el falso pico de forma?

 

Esta práctica puede ser necesaria en caso de atletas de élite porque ellos sí que tienen una fecha en la que se juegan todo. Son profesionales de esto y se comprometen a participar en determinadas competiciones y alcanzar ciertas marcas. En caso contrario pueden quedarse sin beca deportiva, clasificación para alguna otra prueba, patrocinios…

Si de repente un atleta de élite se ve parado unas semanas o meses por lesión pero se acerca la fecha de competición, puede que necesite una puesta en forma casi inmediata. En un caso así existe esta posibilidad de acelerar la puesta en forma para llegar más o menos bien a un determinado momento.

Entonces el plan sería entrenar tanto al cuerpo y estimularlo tanto que pronto subiría su nivel. Para esto se encadenan intensas sesiones de entrenamiento con poco descanso entre ellas. Se suceden las sesiones de series, fartleks, cuestas, rodajes largos… Por supuesto que hay sesiones dobles de entrenamiento y los rodajes de regeneración y días de descanso quedan prácticamente eliminados. El cuerpo va acumulando mucho cansancio y fatiga.

 

¿Qué consecuencias tiene?

 

La mejor parte sería conseguir llegar a un estado de forma decente en poco tiempo. Pero hay que decir que es un estado de forma cogido con palillos, es decir, no durará mucho tiempo. El objetivo de este nivel de forma es, claramente, enfrentarse a una determinada competición pero no se puede considerar parte de una trayectoria deportiva.

La evolución de un corredor suele definirse en base a diferentes etapas en las que vas asimilando un trabajo que te permite subir un escalón y pasar a otro nivel. Eso lo verás reflejado en tus marcas en las carreras y en tus sensaciones en cuanto a facilidad para completar entrenamientos que antes te parecían más duros. Esta sería la manera sólida de evolucionar y crecer y que digamos, no sería efímera.

Sin embargo, la búsqueda del falso pico de forma está pensada para atletas de élite. Siendo corredor popular, en el caso de que llegaras a buen puerto con esta práctica, no esperes mantener mucho tiempo tu buen estado de forma. Pronto desaparecerá y te faltará esa base de progresión, lo cual también puede ser un tanto frustrante.

Pero la parte más dolorosa de esta práctica de los falsos picos de forma, son las lesiones. Este es el gran riesgo. Al someter al cuerpo a mucha carga de entrenamiento en poco tiempo sin casi descanso, no le das margen a recuperarse y tanto estrés muscular es fácil que acabe en lesión.

Es por esto que sólo los corredores de élite deberían arriesgarse a probarla. Ellos se someten a largas pretemporadas y llevan una base de años entrenando con elevadas cargas, están más preparados para soportar este estrés puntual.

Para un corredor de élite, el descanso podría ser un rodaje de 10-12 km, como lo era para mí. En mis momentos de entrenamiento más fuerte podía hacer unas 12 ó 13 sesiones de entrenamiento semanal. Con un plan así, acostumbrado a palizas diarias, salir a rodar 10 km a ritmo suave era una bendición.

Pero el caso de un corredor popular es diferente. El cuerpo no está tan acostumbrado a estos volúmenes ni tan adaptado a ellos. Aquí si es necesario el descanso completo, con días de no hacer nada, que permitan al músculo recuperarse y crecer.

Dada la intensidad de entrenamiento necesaria para provocar un falso pico de forma, un corredor popular que ponga en marcha esta práctica es muy probable que acabe lesionado.

Por otra parte, el nivel de forma que estás provocando no será el mejor que podrías tener. Precisamente al no dejar que el trabajo que realizas se afiance bien en el cuerpo y se produzca un correcto desarrollo muscular, no estarás explotando el máximo de tus capacidades.

 

¿Podría alcanzar mi mejor marca con un falso pico de forma?

 

No creo que un falso pico de forma tenga sentido en el caso de un corredor popular. El objetivo con el que éste entrena está más vinculado al disfrute que a una exigencia profesional u obligación por lo que creo que la evolución debe ser la propia de cada uno sin forzar ninguna marca.

Es cierto que a todos nos gusta mejorar y superar marcas pero como corredor popular debería buscarse esto sentando una buena base. Es decir, no quemar etapas antes de tiempo y conseguir una evolución sólida. No creo que sirva de mucho dar un paso rápido hacia delante y conseguir una marca decente puntual para luego dar tres pasos a atrás y necesitar más entrenamiento y tiempo para avanzar.

Puesto que como ya he dicho no estás dejando que el trabajo se asiente correctamente al prácticamente eliminar el descanso y dificultar el crecimiento muscular, es muy complicado que llegues a una buena marca así. Puedes llegar a marcas aparentemente decentes pero lo más probable es que estén un tanto por debajo de lo que podrías llegar a conseguir.

En el caso de un corredor de élite, tampoco conseguirá su mejor marca con este sistema de preparación. La cuestión es que a veces no tienes elección y tienes que participar en determinadas competiciones y alcanzar una marca mínima. De esto puede depender la renovación de una beca o el clasificarte para una siguiente prueba posterior. Es por esto que los falsos picos de forma pueden tener su sentido en algún momento pero como digo, en corredores de élite, no en populares.

Lo ideal sería que pudieras disponer del tiempo suficiente para preparar la carrera y seguir el entrenamiento adecuado con todas sus fases. En el caso de un corredor popular, si han surgido imprevistos que te impidan entrenar, todo se puede arreglar cambiando de objetivo y participando en otra carrera distinta a la que tenías prevista. A veces cuesta tomar esta decisión cuando se tiene el foco y la ilusión puesta en una determinada competición pero, se suele poder hacer.

El caso de un corredor de élite es que la fecha de competición suele ser inamovible porque las temporadas, campeonatos y clasificaciones están pensadas de una manera que es igual para todos los corredores. Si una determinada prueba es clasificatoria de otra, hay que estar en esa y no se pude cambiar.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.