Entrenar fuera del ciclo específico: ¿se podría correr cada día?

Puede ser que estés en una etapa en que te tomes tu entrenamiento como días de rodaje consecutivos. Vas haciendo por mantener algo la forma pero sin mucha ambición porque no tienes un objetivo definido. Ya que el esfuerzo del rodaje no es tan alto y disfrutas de este deporte, ¿podrías correr cada día? ¿Puede perjudicarte en algo no contar con días de descanso total?

correr cada dia

Vayamos un paso atrás.

Es cierto que si no hay competiciones a la vista, no solo puede mermar tu motivación sino que no puedes estructurar tu temporada en diferentes ciclos. Una temporada normal contaría con unas fases de pretemporada o ciclo pre-específico, algún ciclo específico y otros de recuperación.

Pero no contar con esos objetivos no implica que haya que abandonar el entrenamiento planificado ni reducir los estímulos.

 

Limitar tu entrenamiento a rodajes: ¿qué está provocando?

 

Si llevas poco tiempo en este deporte o echas la vista atrás, probablemente recuerdes que tus primeras semanas o meses como corredor las hiciste a base de rodajes.

Lo lógico cuando uno empieza a correr es que piense que su entrenamiento consistirá en salir a correr (rodar) cada día un poco más lejos o un poco más rápido.

Esta es la lógica más inmediata pero no la manera más eficiente para entrenar. Aunque es cierto que en el caso de empezar a correr, solo con rodar irás notando progresión en una primera fase.

Luego descubres que hay diferentes tipos de entrenamiento y que es la correcta combinación de los mismos la que te hace mejorar tu rendimiento. Si te quedas en la sucesión de rodajes, por mucho que hagas ciertas variaciones, es probable que unas semanas o meses te sientas estancado. Como que ves que ya no consigues mejorar mucho o que para una pequeña mejora tienes que haber entrenado mucha más cantidad.

Pero claro, si estás en el contexto de no tener un objetivo a la vista, ¿para qué hacer otra cosa que no sea mantenerte un poco activo?

La primera reflexión es: ¿qué ha pasado cuando alguna vez has estado lesionado o has parado los entrenamientos un tiempo? ¿Recuerdas cómo fue tu vuelta?

Pues seguramente, tu vuelta fue muy costosa en cuanto a esfuerzo.

Tendemos a creer que no habremos perdido tanta forma y al poco tiempo estaremos igual que antes del parón. Pero esto es más bien lo que queremos creer y el mensaje que nos queremos transmitir. Suele pasar que luego chocamos con la realidad y nos damos de bruces. Nos encontramos que todo nos cuesta más de lo que esperábamos y nos llega un cierto sentimiento de frustración y desánimo.

Segunda reflexión: si sabes que limitarse solo a rodar pone más difícil conseguir mejoras y vienes de un momento de baja forma, ¿por qué ahora solo rodar te va a ayudar?

Es verdad que entre nada y rodar, mejor rodar. Pero si rodar ya sabes que conduce al estancamiento y el desánimo, ¿no deberías hacer algo más que solo rodar? Quizá provocar también otros estímulos a tu cuerpo y buscar divertirte más al variar de entrenamiento.

No es solo un tema de mejora de rendimiento sino de que la variedad actúe como aliciente y fuente de disfrute. Eso pondrá más difícil que el aburrimiento te frene y dejes de entrenar.

 

Pero si solo entrenas rodando, ¿podría hacerse cada día?

 
Puede ser que pienses que a ti simplemente rodar, te gusta; que el rendimiento ahora no te importa y si luego tienes que esforzarte más, ya lo harás.

Vale, entonces, partimos de un escenario con un entrenamiento de correr cada día diferentes distancias. Rodajes que no son tiradas largas, hablamos de 8-12 kilómetros.

Si la tónica es que el rodaje se mantiene a un ritmo más o menos cómodo cada día, el estímulo que provocas a tu cuerpo será constantemente el mismo. Notarás que poco a poco vas más cómodo y cada vez te supone menos esfuerzo. Esta adaptación hace que llegue un momento que lleves bien salir a hacer tu rodaje diario sin mayor sufrimiento ni necesidad de descanso. Tu cuerpo ya está adaptado a eso y lo hace sin apenas esfuerzo.

El descanso dentro de un plan de entrenamiento es necesario no sólo porque sientas que lo necesitas, sino porque los músculos necesitan regenerarse tras el impacto del ejercicio. Es en esta ventana de descanso cuando los músculos crecen al recuperarse tras el estímulo.

Esto explica que si has reducido el estímulo, tampoco verás mejoras en tu forma. Podrás mantenerte en el mismo punto.

Sobre todo hace falta ese descanso y ayudan a ese crecimiento los entrenamientos de intensidad, como serían unas series u otros entrenamientos de ritmo. El hecho de que no estés haciendo este tipo de trabajo, hace que sea más prescindible el descanso ya que tu cuerpo tampoco acaba con tanto desgaste. Lo cual también favorece que puedas entrenar cada día sin exponerte a un alto riesgo de lesión.

En principio, el correr cada día no supone un entrenamiento muy intenso con lo que no debería tampoco conllevar un mayor riesgo de lesión que haga que sea recomendable el descanso algún día. Pero también es cierto que es un tipo de entrenamiento que no producirá mejoras y sí aumenta las probabilidades de estancamiento y aburrimiento. Lo malo de esto es que suele conducir a la desmotivación y al final, a dejar de entrenar o perder cierto compromiso. Lo que a la larga te llevará a acabar perdiendo forma. Y ya sabes que la vuelta a recuperar el punto de forma será más costosa cuanto más de abajo vengas.

No obstante, nunca está de más respetar algún día de descanso. O variar el entrenamiento a uno sin impacto que le dé un poco de alivio a esos grupos musculares que estás machacando cada día.

Contar con un plan de entrenamiento puede ser una buena herramienta para mantenerte entrenando motivado y percibiendo mejoras. ¡No lo subestimes!

>> Aquí puedes conocer más sobre planes de entrenamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.