Podrías no estar aprovechando al máximo tus capacidades

Por Toni Peña

¿Alguna vez te has preguntado si estarías siguiendo el ritmo correcto al hacer tus series? ¿Has dudado de tu entreno cuando has visto que tu colega decía que él no hacía fartleks porque no le gustaban y que mejor hacia un rodaje más rapidito? ¿Has tenido cargo de conciencia en un día de descanso porque pensabas que debías estar corriendo?

Cuestiones así le asaltan a uno cuando duda de si está siguiendo un plan de entrenamiento correcto. Algo que puede pasar cuando uno se auto-entrena sin tener los suficientes conocimientos o sigue un plan estándar que está hecho para un tipo medio que no tiene por qué ser como tú (seguramente no lo es).

¿Cuándo se soluciona todo esto? Cuando el plan está adaptado a ti. A tus habilidades, a tu objetivo, a tu estado de forma, a tu trayectoria… A todo aquello intrínseco a tu persona que necesita un desarrollo compensando según tus características para que percibas el rendimiento y te mantengas motivado.

 

¿Qué pasa si el plan de entrenamiento no está adaptado a mí?

 

No estarás aprovechando al máximo tus capacidades aunque esto puede no ser lo peor. Lo peor es que acabes desmotivándote o dudando cada día de si estás haciendo lo que deberías.

Si sientes que por mucho que entrenes cuando llega el día de la competición no alcanzas el objetivo, te empezarás a venir abajo.

Si te enfrentas a entrenamientos que te resultan demasiado duros y no consigues completarlos, te irás desanimando.

Si dudas de estar siguiendo el entrenamiento correcto y cada poco cambias de plan, será difícil que veas resultados y fácil que te vayas frustrando con tus resultados.

 

Todo empieza por…

 

Al principio es fácil progresar porque hay un gran margen de mejora y mucho que aprender. Lo conflictivo llega cuando uno empieza a hilar fino y los objetivos son exigentes. Ahí es donde las dudas y comeduras de tarro sobre si estás haciendo lo correcto pueden asaltarte con frecuencia.

Es por esto que creo que llega un punto en que un corredor se sacará mejor provecho a sí mismo con un plan de entrenamiento personalizado. Bien hecho por sí mismo si dispone de los conocimientos suficientes, bien hecho por un profesional en ese campo.

Personalmente veo a muchos corredores que se sorprenden cuando ven lo que han sido capaces de conseguir por sí mismos.

opinion_1_bernardino

También he de decir que disfruto de esos momentos porque no hay nada que me motive y me satisfaga más que ver que he podido ayudar a alguien a alcanzar su objetivo y disfrutar de la satisfacción que esto produce. Sobre todo porque recuerdo también los grandes momentos de los que yo he podido disfrutar cuando tras mucho entrenar alcanzaba mis objetivos.

No cabe duda que el que sale a sudar cada día no soy yo. Esto también tiene mucho mérito, ser capaz de sacar tiempo de entrenamiento cada semana pese a las obligaciones y rutinas que tiene un corredor popular.

Pero también es cierto que hay quien tanto se envalentona que se pasa de entrenar queriendo meter más kilómetros de la cuenta o más ritmo del establecido. Estos son los que también necesitan un freno y supervisión porque tan malo es no entrenar suficiente como pasarse.

Por esto también creo que es necesaria una supervisión constante del entrenamiento realizado y una interacción con el corredor. O que uno vaya anotando datos en su diario de entrenamiento y vea que no se está excediendo respecto al plan.

opinion_2_dani

Para mí, un entrenador tiene que ver cómo va asimilando el trabajo el corredor, apretarle si vaguea y frenarle si se pasa, animarle si un día no ha podido con lo estipulado, observar qué le resulta más fácil y meterle caña en lo que más le cueste… En definitiva, estar ahí para que el corredor sea consciente por donde va el buen camino y tenga garantías de estar haciendo lo correcto.

opinion_3_saul

opinion_4_alejandro

He disfrutado mucho de este deporte. Me encanta ver cómo otros también lo hacen y más aún si les puedo ayudar con mi experiencia. Esto acaba haciendo que me vea muy implicado en los planes de entrenamiento que realizo y esté atento a la evolución de cada uno.

Aún así, no me canso de decir que correr es un deporte muy sacrificado y en el que se premia la constancia. No hay trucos de magia ni milagros, pero es necesario mucho trabajo para alcanzar resultados y mejor optimizar ese esfuerzo para ir en la dirección correcta.

Es por todo esto que creo que es importante que un corredor que lucha por un determinado objetivo, tenga su propio plan de entrenamiento. Así que es así cómo trabajo desde Bikilo Running, con planes personalizados, supervisión e interacción constante.

¿Tienes un objetivo? Persíguelo siguiendo tu propio plan de entrenamiento personalizado y con garantías de estar trabajando en el camino correcto.

¡Quiero mi plan de entrenamiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.