Por tus uñas negras te reconocerán

Por Toni Peña

Uñas negras maraton

 

No conozco ningún maratoniano que no tenga algunas uñas negras, ser corredor de fondo conlleva convivir con ellas.

Las uñas negras de los corredores son una de las cosas que nos identifican. Muchos corredores siempre tenemos alguna uña negra. Antes de haberle dado tiempo a la uña a regenerarse, ya volvemos a tener este problema.

Recuerdo el mal trago que pasaba en los meses de verano cuando tenía que aparecer en la playa enseñando mis uñas negras, no me sentía muy cómodo teniendo que explicar a la gente por qué tenía la mayoría de mis uñas negras sin tratarse de ningún tipo de pintura…

El tener las uñas negras no es una lesión que podamos calificar como grave,  pero sí que puede llegar a ser molesta,  sobre todo en sus inicios.

Para que lo entendamos todos,  una uña negra  no es más que un hematoma debajo de la uña,  producida en su mayoría de veces a consecuencia de un golpe repetitivo de los dedos de los pies con el interior de las zapatillas. Debido a este hematoma tenemos una presión debajo de la uña que es lo que hace que sintamos dolor.

Esta dolencia se puede dar en distintos deportes pero sobre todo, en aquellos en que se corren largas distancias. El mero hecho de soportar infinidad de impactos en las zancadas hace que suframos micro traumatismos en las uñas y si encima se corre cuesta abajo, este traumatismo multiplica su impacto.  Todo esto desencadena en hematomas = uñas negras.

¿Qué causas producen este tipo de dolencia o lesión?

  1. – Zapatillas pequeñas. Al seleccionar tus zapatillas de running es importante no cometer el error de elegirlas demasiado ajustadas. Los dedos de los pies tenderán a golpear con el interior de la zapatilla.
  2. – Zapatillas demasiado grandes. Al contrario del apartado anterior,  si la elección es demasiado grande,  no se asegurará un buen agarre con lo que el pie tendrá un movimiento continuo con un golpeteo mayor en la puntera del zapato.
  3. – Uñas demasiado largas. No debemos descuidarlas,  deben tener una longitud adecuada,  ni demasiado cortas ni demasiado largas.
  4. – Correr cuesta abajo. Los entrenamientos o competiciones cuesta abajo favorece el golpeteo de los dedos contra la puntera de la zapatilla.
  5. – Calcetines inapropiados. Utilizar calcetines demasiado gruesos o anchos puede acarrear problemas de transpiración haciendo que la piel sea más sensible a los golpeteos.

Pero una vez que aparecen las uñas negras del corredor, ¿qué hacemos con ellas?

Como ya he dicho, se trata de una acumulación de sangre (hematoma), por lo que en el plazo de un día o día y medio se debería tratar sacando la sangre acumulada. Si el hematoma está localizado alrededor de la uña,  se drena fácilmente con una simple aguja o una jeringuilla.  Pero si resulta que está debajo de la uña y tiene difícil acceso, ya se tendrá que realizar un orificio en la uña a fin de que salga la sangre.  Este caso es más complicado y para ello es aconsejable acudir a un podólogo. Nada más eliminar la presión el alivio es instantáneo.

Como os podéis imaginar no acudía al podólogo cada vez que tenía una uña dolorida.  Más o menos ya sabía cómo tratarlas a fin de expulsar la sangre comprimida. Al principio es doloroso y las pinchara o no, el proceso siempre era el mismo. Unos días de dolor, luego la uña se iba secando y nacía una nueva debajo que al ir creciendo, acababa por empujar a la vieja y ésta caía. Todo el proceso dura bastantes meses.

También se puede no pinchar la uña e igualmente acabara cayéndose pero, este proceso de reabsorción del hematoma es más largo y el dolor durante los entrenamientos siguientes será mayor.

Pero ojo, sobre todo los más intrépidos, todos los instrumentos necesarios deben estar esterilizados y hacerse todo con el máximo de higiene. El problema que puede darse si no, será la infección de la uña, un proceso mucho más largo y doloroso.

Así que, si alguno de vosotros no tiene o nunca ha tenido ninguna uña negra en sus pies, una de dos: o es una afortunado  y tiene unos pies perfectos con un correr idóneo, o no entrena lo suficiente.  Jejeje 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.