¿Es imprescindible el test en tu preparación?

Es habitual cuando preparas una media maratón o maratón contar con un test dentro del ciclo específico. Puesto que no se deben correr entrenando la misma distancia en la que competirás, el test nos dará pista de cómo hemos asimilado el conjunto del entrenamiento. ¿Qué pasaría entonces si no hicieras el test? ¿Irías a ciegas a la competición? ¿Qué consecuencias tendría?

test correr

Mi recomendación respecto a los test, sobre todo en el caso de corredores populares, suele ser hacer una media maratón como test cuando preparas una maratón y un 10 kilómetros si tu objetivo es una media maratón. No obstante, hay otras alternativas. Desde hacer estas mismas distancias fuera de competición a que el test se haga en forma de series, como puede ser el 2×6000 o test de Gavela para maratón.

Sin embargo, hay ocasiones en que no se encuentra la competición adecuada en la fecha en que correspondería hacer el test o las circunstancias personales del corredor no permiten encajarlo. Aquí las opciones pasan o por prescindir de él o hacerlo de otra manera que quede integrado en el entrenamiento.

 

¿Qué información aporta el test?

 

El fin último del test es que nos sirva un poco de termómetro de cómo hemos asimilado el trabajo de entrenamiento. Por esto se debe realizar hacia la parte final del ciclo específico pero dejando suficiente tiempo antes de la carrera como para que nos dé tiempo a recuperarnos bien. Esto quiere decir que en el caso de una maratón, la media maratón de test la haría unas 3 ó 4 semanas antes del día de la maratón. En el caso de la media maratón, bastaría hacer un 10 kilómetros unas 2 ó 3 semanas antes de la carrera.

Además de esto, el test servirá para que probemos todo aquello que vamos a llevar en carrera, desde ropa a complementos. No conviene plantarse en la línea de salida el día de la carrera con cosas a estrenar o experimentos que no sepamos cómo van a responder.

Según los resultados que saquemos, podremos ir viendo cómo estamos de cara a la competición y si podremos seguir pensando en el ritmo y marca que teníamos como objetivo o tendremos que regularlo. Lo que hay que tener claro es que el test lo haremos a tope. Si queremos ver cómo estamos, no sirve de nada ir rebajando el ritmo por miedo a sufrir demasiado desgaste antes del objetivo. El planteamiento es hacerlo a tope pero dejar después suficiente tiempo antes de la competición como para haber recuperado bien y llegar frescos. De la misma manera, el plan de entrenamiento se tendrá que ajustar para permitir esta recuperación y no tener entrenamientos demasiado exigentes sobre todo los días posteriores al test.

Para ir bien de cara a una maratón, la media la tendrías que haberla corrido por debajo de la mitad del tiempo que esperes hacer en maratón. Igualmente el ritmo que lleves en los 10 kilómetros si el objetivo es una media maratón, tendrá que ser superior al ritmo objetivo de la media.

A partir de estos resultados, calibraremos cómo estamos. Sabremos entonces si estamos asimilando bien el entrenamiento, si el objetivo planteado sigue siendo asequible o si tenemos que reconducirlo. Puede pasar según esto que nos planteemos cambiar la marca de nuestro objetivo o que sepamos que tenemos que ser prudentes en la primera parte de competición para ir viendo cómo soportamos los kilómetros, si los resultados del test no han sido especialmente buenos.

Si los resultados que hemos obtenido han sido buenos y estaban en lo esperado para seguir luchando por nuestra marca, no sólo podremos seguir con nuestro planteamiento de entrenamiento porque ya ha demostrado funcionar, sino que ganaremos en confianza. Ver que tu evolución es la correcta te da un plus de seguridad de cara al día de la carrera que te será muy útil sobre todo cuando tengas que tirar de fuerza mental en los momentos más duros de la competición.

 

¿Qué pasa si no haces el test?

 

Si por lo que sea no hacemos el test durante nuestra preparación, contaremos con menos datos para valorar cómo estamos. Pero tampoco hay que volverse locos. Es cierto que el test es una buena herramienta y más cuando uno está en sus primeros años de corredor y no se conoce tanto o su entrenador le conoce menos. Según vas ganando experiencia vas teniendo más datos para saber cómo estás y hasta dónde podrías dar. Las referencias y comparativas entre entrenamientos similares en distintos momentos o los resultados de tu trayectoria de competiciones aportarán información relevante al respecto.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que el test recoge los resultados de un momento determinado. Es cierto que en carrera también es así pero sin embargo el entrenamiento dura semanas. Por esto hay que leer los resultados del test valorando todo el contexto. Si las condiciones climáticas o la complicación del recorrido del test eran desfavorables, hay que tenerlo en consideración. Igual que si uno tenía un mal día o se encontraba medio enfermo.

En este sentido el test es una herramienta de gran utilidad para lo ya indicado pero no hay que olvidarse de acompañarlo de la lectura de los datos que se tienen de los entrenamientos del ciclo específico. Por eso, si uno se encuentra con que no puede hacer este test, tampoco es tan grave, sobre todo si es un corredor que ya lleva cierta trayectoria. Nos tendremos que basar en el resto de datos que tenemos y la comparativa con otros ciclos de entrenamiento para hacer una valoración de cómo estamos y a qué podemos aspirar compitiendo. Al igual que quizá sea más imprescindible en el caso de la maratón pero no tanto en pruebas de menor distancia.

Cuando se trata de un corredor con menos trayectoria, sí me parece más conveniente hacer el test. Puesto que prácticamente no se tendrán referencias de otros entrenamientos, los resultados del test adquirirán aquí un papel más relevante. Tampoco digo que vayan a ser una sorpresa porque las cosas más o menos se van viendo en el día a día pero sí puede ayudar a afinar un poco más la predicción del ritmo de carrera. Conviene, sobre todo en principiantes, no suicidarse con el ritmo de carrera y en esto nos ayudaría el test.

Otra parte buena de hacer el test en forma de competición, sobre todo para novatos, es que uno se expondrá a la dinámica de la competición antes del objetivo. Hay a quien esto de competir le genera más nervios y duerme peor la noche antes, pues así también podrías ver cómo reaccionas y tratar de tomar medidas para hacerlo mejor el día del objetivo. Si no haces el test, todo este proceso precompetición será una sorpresa o estará menos interiorizado.

El beneficio que perderíamos al prescindir del test, sería la confianza que nos podría hacer ganar. Si los resultados son buenos, nos da esa dosis de seguridad y fuerza mental que en carreras de larga distancia es muy importante. Sentirse seguro y poder entrar en una dinámica de pensamientos positivos creyéndote de verdad que estás preparado para alcanzar tu objetivo, te da un plus de fuerza durante la carrera.

Mi recomendación sería contar con el test en todo ciclo específico, especialmente en el caso de preparar una maratón que siempre genera más incertidumbre. Sin embargo, si las circunstancias lo impiden o es demasiado forzado encajarlo, uno podrá igualmente seguir su preparación y tomar como referencia otros datos para afinar la predicción del ritmo de carrera y hacerse una idea de en qué momento de forma llega a la competición.
 

2 thoughts on “¿Es imprescindible el test en tu preparación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Bikilo Running te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Otsu Sport S.L. como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: proporcionar permiso para dejar comentarios en la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Bikilo Running. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@bikilo-running.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: bikilo-running.es, dentro de nuestra Política de Privacidad.